En esto estamos...

Parar la pelota. Pensar. Otear el horizonte. Levantar la cabeza en la mitad de la cancha y dejar de correr por los laterales mirando al suelo. Hay formas de trabajar la seguridad. Pero lleva tiempo. Planes. No hay respuestas en la urgencia. Este no es un blog urgente. Hay que abrir los ojos. Mirar al otro. Sentirlo. Traerlo. Acá vamos a tratar de reflexionar, de jugar corto para llegar lejos. Vamos a discutir la inseguridad y analizar las políticas de seguridad. Hoy, en general, no hay verdades ni mentiras: hay apuro hueco y complicidades. No nos bancamos el discurso dominante sobre la inseguridad y somos críticos de las cortas respuestas progresistas. Vamos por más. Vamos al hueso. A donde duele. A veces duele sentir y muchas otras, pensar. Somos Criminal Mambo. Un blog sobre seguridad ciudadana del campo nacional y popular.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Estar en la calle y la inseguridad





Rulo, cuando la gente sale a la calle, la inseguridad se queda en su casa ¿no?. ¿Te acordás de los festejos del Bicentenario? Millones de personas en las calles y ni un solo incidente, ni un moretón. Ni una noticia de inseguridad.


Esta semana, mientras despedíamos a Néstor, mientras se moría un hombre y nacía el mito y con el mito la posibilidad de profundizar el rumbo, miles y miles de personas, sin ser palpados de armas, entraban a la Casa Rosada y se paraban frente a la presidenta, decenas de funcionarios de primer nivel y, lo más notable, frente a todos los presidentes de América del Sur. Cuando hay amor, hay dolor. Y cuando la gente se moviliza por esos dos sentimientos tan puros, no hace falta ninguna medida de seguridad. No hubo ningún incidente en los tres días en Plaza de Mayo. Y tampoco, creo, ningún caso de inseguridad, por lo menos no lo levantaron los diarios.


¿No hubo inseguridad o no se supo de hechos de inseguridad? ¿Es lo mismo? Je.




Como vos bien decías, Rulo, la inseguridad que más afecta la vida de las personas en este país pasa por otro lado: 13 muertes en rutas argentinas en dos días. Inseguridad vial se llama eso. ¿Mano dura a los culpables o ajustamos las políticas públicas de compromiso vial? No hay que hacer varios estudios para encontrar gente que maneja muy mal y piensa que los negros no tienen que votar. O que maneja muy mal y quiere la pena de muerte. O que maneja muy mal, compra el stereo para su auto en la calle Libertad, un repuesto para el radiador en Warnes y después se espanta y quiere matar a dos adolescentes cuando le quieren robar el auto, al fiscal que no los condena de por vida y a la presidenta porque no hace nada.


O nos hacemos cargo entre todos de este problema o no se hace nadie.


Una vez escuché a un docente en una charla sobre seguridad que dijo algo que me lo llevé: la mejor forma de combatir la inseguridad es recuperar la calle. Si la doña toma el mate en la puerta, el nene juega a la pelota en la vereda y el don se junta con los vecinos en la cuadra, es bastante complicado que en esa zona ocurran hechos de inseguridad.


Hay más sobre esto, Gabriel Kessler lo tiene analizado en el libro “El sentimiento de inseguridad”. Cuando aparece el otro. Cuando un conocido dejó de serlo, se convierte en el otro, en el extraño. Mientras es “conocido” es muy difícil que te robe o te agreda. Cuando pasa a ser un extraño puede entonces agredirte. Volveremos sobre esto.


Sólo quiero cerrar, Rulo, diciéndote que el miércoles, jueves y viernes, entre la mayoría de la gente nadie se conocía, pero eran conocidos, no eran extraños, nadie era el otro. Por eso se dio esa comunión, ese fenómeno social y popular único y quizás irrepetible.

5 comentarios:

Matias dijo...

Man no es por nada, pero mientras en bs as, la gente caminaba, el resto del país seguía normal, eso es, robo a casas por maleantes que se hacían pasar por encuentadores, asaltos, y riñas. El país no se detiene por una marcha en bs as. Además, que la cifra negra del delito nunca es conocida (delitos no denunciados ni públicos). No soy alarmista, pero amor y paz, no llegamos a tal utopia.

Julian dijo...

Durante algunos años Vivi en Soldati, a no mas de 10 Cuadras de la 11/14. En varias oportunidades me tuve que bajar de los taxis porque no me querían llevar. Durante esos 3 o 4 años no supe de ningún robo, ni de ningún hecho de "inseguridad". Y comento esto por la siguiente frase "la mejor forma de combatir la inseguridad es recuperar la calle". En ese barrio la gente en, verano y primavera, a la nochecita saca las reposeras a la calle, con la puerta de la casa abierta, tomando mate, cerveza, charlando, mientras adentro el televisor clama por la inseguridad. Excelente blog. Saludos

Rulo dijo...

Muchas gracias Julian por tu comentario y aporte. Recuperar el espacio público es súper importante, no lo único, pero algo que hace la diferencia.

Matías, gracias por comentar. Aunque no estés de acuerdo, ta bien loco, arriba. Se construye en la diferencia, ya nos pondremos de acuerdo en algo y sino... salú!

Que anden bien los dos y gracias de nuevo!

romina dijo...

Gran post! muy interesante, soy del interior y hace 2 meses fui a Buenos aires donde me hospede en el amerian park hotel, en Puerto Madero, cerca de la villa 31, pasar por ahí da miedo pero como dicen ustedes.. porque hay que estar con inseguridad de pasar por la calle, pero creo que es la salida mas rápida al problema.

Rulo dijo...

Bienvenida a Criminal Mambo Romina. Ya postearemos algo sobre seguridad más específico sobre el interior.