En esto estamos...

Parar la pelota. Pensar. Otear el horizonte. Levantar la cabeza en la mitad de la cancha y dejar de correr por los laterales mirando al suelo. Hay formas de trabajar la seguridad. Pero lleva tiempo. Planes. No hay respuestas en la urgencia. Este no es un blog urgente. Hay que abrir los ojos. Mirar al otro. Sentirlo. Traerlo. Acá vamos a tratar de reflexionar, de jugar corto para llegar lejos. Vamos a discutir la inseguridad y analizar las políticas de seguridad. Hoy, en general, no hay verdades ni mentiras: hay apuro hueco y complicidades. No nos bancamos el discurso dominante sobre la inseguridad y somos críticos de las cortas respuestas progresistas. Vamos por más. Vamos al hueso. A donde duele. A veces duele sentir y muchas otras, pensar. Somos Criminal Mambo. Un blog sobre seguridad ciudadana del campo nacional y popular.

martes, 8 de noviembre de 2011

Dream Team

Charles Barkley, Larry Bird, Clyde Drexler, Patrick Ewing, Magic Johnson, Michael Jordan, Christian Laettner, Karl Malone, Chris Mullin, Scottie Pippen, David Robinson y John Stockton.

En el año 1992, Estados Unidos llevó por primera vez a los juegos olímpicos al dream team, a los jugadores de básquet que se lucían en la NBA. Hasta ese momento, siempre tuvo presencia importante pero nunca a los mejores, esos que salían en las revistas y que conocíamos por la tele. Las estrellas, digamos, iluminaron aun más a la renovada Barcelona. Estuvimos ahí. Como no había entradas para los partidos del dream team, sacamos para el partido que se jugaba en un horario anterior, Grecia con alguien más, ya no nos acordamos. Al terminar el partido nos encerramos en el baño con la esperanza de estar ahí hasta el comienzo del siguiente turno. No tuvimos suerte, a los 3 minutos la poli privada nos descubrió como si fuéramos nenes de 5 jugando a la escondida y tuvimos que salir.

Pero siempre hay revancha en la vida. Ayer pudimos presenciar otro dream team, todos juntos en el mismo escenario y con entrada gratuita, sin necesidad de colarnos.

Eugenio Zaffaroni, León Arslanian, Alberto Binder, Ana Clement, Gabriel Kessler, Máximo Sozzo, José Manuel Ugarte y Marcelo Saín.

Ahí estaban todos ellos, sentaditos a la mesa, a los que leímos los últimos años, a los que citamos, con los que nos formamos. El dream team de la seguridad democrática.

Sólo un proceso como el actual, de control político de la seguridad puede juntar a estas personalidades, sentarlas y que ni siquiera hablen. Lo que invita, lo que convoca, es la gestión política concreta sobre las fuerzas de seguridad que se inició en diciembre de 2010. Y, sobre todo, la clara conducción de Cristina y Nilda de toda esta transformación.

---------------------

Rulo agrega un dato de color. Chuck Daly era el entrenador de ese primer y único Dream Team. Un artículo del diario español El Mundo dice al respecto:

“Sin discusión fue el momento cumbre de su carrera, donde tuvo el privilegio de dirigir a jugadores ya legendarios como Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Charles Barkley, David Robinson, John Stockton y Karl Malone y donde utilizó formaciones diferentes en cada partido.

Nadie dentro del equipo cuestionó ni los minutos ni los puntos anotados, todos comprendieron bajo la dirección de Daly que el único objetivo importante a conseguir era la medalla de oro y eso fue lo que lograron.”

Que bueno es ver que las estrellas de la seguridad democrática asuman el compromiso y la conducción de Cristina y Nilda. Porque el único objetivo importante a conseguir es estando todos juntos, impulsando las políticas públicas necesarias para una mejor seguridad.

lunes, 17 de octubre de 2011

Racconto



Un año recorrido y tantas cosas para comentar, para repasar.
Casi no dejamos tema sin tocar pero nos falta seguir insistiendo.
Un año en donde recibimos muchas opiniones.
Cambiamos pareceres.
Crecimos. Perdimos.
Un año en el que la seguridad se puso de moda entre quienes la denostaban.
Y tantas cosas pasaron.
Nos embarcamos en este viaje y parece que las cosas vienen saliendo bien.
Buenos y nuevos aires. Necesitábamos algunos cambios.
Ya escribiremos sobre lo que viene. Ahora Racconto.
Momento inicial del recuerdo, punto de partida de la historia.
17 de octubre. Feliz cumpleaños.

Lupus y Rulo. Agradecidos.


Durante este año en Criminal Mambo hablamos de las UPP de Río de Janeiro: bit.ly/pCvPR8

También del Espacio Público y la Seguridad: bit.ly/nmXqPV, bit.ly/qRQT75 y bit.ly/qBGJVl

Nos escribieron algunos amigos: Escribieron: bit.ly/oYCKKa y bit.ly/mZk3Sk

En este año que pasó también excribimos sobre Seguridad Privada: bit.ly/opJSNL

De la malparida, la UCEP y Macri: bit.ly/pq3A8T, bit.ly/n2k7s4, bit.ly/opz6IX bit.ly/pGVbMz

Opinamos sobre Participación Comunitaria en Seguridad: bit.ly/nTo4XW

En este año se nos ocurrieron ideas para Nilda: bit.ly/rpoKmf

También escribimos sobre Formosa, los Quom y La fuerza policial al servicio del poder: bit.ly/mZvydA

Abordamos Violencia de género y Seguridad: bit.ly/oUktX6 y bit.ly/nqUVqc

En 1 año nos dedicamos a escribir sobre Políticas de Seguridad: bit.ly/qEr0NW, bit.ly/nlX5Hu y bit.ly/oAhBtd

Le entramos a: Seguridad y El peronismo bit.ly/pbSpIC

En este año no nos olvidamos de Mariano: bit.ly/raWzpP

Nos metimos con el Derecho: bit.ly/gyEiJ3

Este año atendimos varias veces a Scioli y Casal: bit.ly/rttWM5

Hablamos de la Dictadura: bit.ly/psTzgh

De los Cuidacoches: bit.ly/ou4Wbw

A poco de iniciar el blog escribimos sobre este triste suceso. Indoamericano: bit.ly/qq3zue y bit.ly/oyIGxg

En este año mucho nos gustó mucho escribir sobre Nilda. bit.ly/ox4nSY, bit.ly/njJk9N, bit.ly/oWqtSY y bit.ly/pLkNeS



Y obvio, este blog también es para Néstor: bit.ly/oARaYm


Con ustedes, El General...

viernes, 30 de septiembre de 2011

“Más Poesía, Más Policía” VOL. 911.


Inauguramos en esta breve, pero hermosa sección, el Festival “Más Poesía, Más Policía” VOL. 911.

Esta pequeña perla azul queremos compartirla con ustedes, nuestros esposados seguidores. Polimnia se escribe con P de Poesía y Policía. También de Perón. Y playa que es donde quiero pasar las próximas vacaciones. 

O sea, lean manga de P...!





jueves, 22 de septiembre de 2011

Y dale con los cuidacoches...



Lupus, parece que Maurcio está empecinado y vuelve a insistir con el tema de los cuidacoches. Parece mentira pero nada ha cambiado. La diferencia sustancial en el gobierno de la seguridad entre nación y ciudad es la inclusión. Y es fundamental para entender también el proceso político.

El macrismo opta por políticas de exclusión y represión. Y el gobierno nacional intenta aplicar políticas de seguridad basadas en la inclusión social y la participación comunitaria.Muy resumidamente, claro.

Creer que el tema de los “trapitos” se soluciona con la sanción o la exclusión es un problemón. Porque no soluciona el problema de base: cómo incluimos a sectores de la población que no pueden acceder al mercado formal de trabajo. El PRO los expulsa (igual que con el tema habitacional o la salud). Poco efectivo, seguramente los veamos tratando de sobrevivir haciendo otra cosa, rebuscándoselas.

Esperemos a ver cual es la próxima medida macrista. A lo mejor prohíbe floristas por portación ilegal de polen.

Escribimos esto en noviembre de 2010. Otra vez poner lo mismo nos da paja.

lunes, 5 de septiembre de 2011

La (in)seguridad y las fuerzas de seguridad

Copiamos y pegamos el artículo de Claudio Pandolfi. Porque es amigo y porque compartimos mucho de lo que dice. Salió acá.




Por Claudio Pandolfi*.- El caso de Candela Rodriguez, instalado masivamente a través de la acción de los grandes medios de prensa, ha vuelto a poner en discusión, en sus inicios, el tema de la (in)seguridad. Digo en “sus inicios”, porque parecería ser, con el correr de los días, que las causas del secuestro y homicidio de Candela nada tendrían que ver con la (in)seguridad de la cual podríamos ser víctimas cualquieras de nosotros, sino más bien con “supuestas” vinculaciones con el crimen organizado de parte de uno o varios familiares de la niña.

No es mi idea hacer un análisis del caso ni sumar o restar hipótesis al mismo, sino, más bien, centrarme en las cuestiones de la (in)seguridad que cada tanto vuelven a escena, sobre todo ante casos impactantes donde las víctimas son masivamente difundidas por los medios.


Diversas respuestas o propuestas se exponen a fin de terminar con el flagelo de la (in)seguridad desde un número diverso de actores que van desde la política, las fuerzas de seguridad (obviamente), víctimas devenidos en expertos con títulos universitarios falsos hasta artistas (sic) o divas televisivas que salen a pedir pena de muerte entre programa y programa.


Mirando la problemática desde el ángulo del derecho penal y las fuerzas de seguridad uno podría empezar por descartar algunas propuestas haciendo una selección desde distintos puntos de vista.


Propuestas de “mano dura” vs propuestas de la autodenominada “izquierda revolucionaria”


Desde la ideología se podría se señalar que la llamada “mano dura” recae sobre los más pobres, marginados y excluidos; a la vez que resulta ser un mecanismo de control social implementado como respuesta a la crisis que provoca la política neoliberal, etc, etc.
1

Pero además, como dato objetivo, se podría agregar que, allí donde se ha implementado, poco o nulo resultado positivo se ha alcanzado con ella, sino más bien todo lo contrario.


En E.E.U.U. la mayoría de los estados que profesan y practican las políticas de “mano dura” son aquellos que más alta tasa de delito tienen, incluso, para reafirmar la hipótesis, aquellos estados que implementan la pena de muerte son algunos de los que presentan las tasas más altas de homicidio.
2

En Centroamérica países como Guatemala, Honduras
3y El Salvador 4 han implementado políticas de “super mano dura” sin por ello haber logrado bajar la tasa de delito, que por cierto son de las más altas de la región.

En nuestro país durante los primeros años de la década se llevaron adelante reformas en el mismo sentido a partir de casos mediáticamente resonantes de secuestros extorsivos seguidos de muerte.


Así apareció el falso ingeniero Blumberg encabezando reformas penales que tenían el único, y confeso, objetivo de aumentar las penas para lograr la desaparición física de aquel que hubiere cometido algún delito.


El fracaso de esa política esta demostrado por sus mismos exponentes que, luego de haber logrado durante el 2004 aumentar las penas con la promesa de la solución automática, hoy vuelven a aparecer proponiendo la misma falsa solución.


Hace años que el Estado viene aumentado las penas para una amplia gama de delitos y no obstante la tasa de dichos delitos no baja, ergo la solución propuesta no es tal.


En el lado ideológico opuesto, por otra parte, no encontramos propuestas en relación a la (in)seguridad mucho más alentadoras o susceptibles de visualizar como reales y practicables.


Más allá de una “confusión” inicial del Partido Obrero, que allá por el 2004 marchó junto a Blumberg
5, las propuestas de la autodenominada “izquierda revolucionaria” giran alrededor de frases o consignas similares: “sindicalización de la policía”; ”elección directa de los comisarios”; “disolución de las fuerzas de seguridad”; “seguridad en manos de las asambleas populares”.

Vale decir que ninguna de estas “propuestas” pasan de la formulación de la consigna en si misma, o al menos quien esto escribe no ha podido encontrar tales fundamentaciones. Y más de alguna simpatía por la definición teórica, no parece muy factible implementarlas en forma practica el día de hoy.


Las sindicalización de la policía no se ha mostrado como solución en si misma, basta ver el ejemplo de E.E.U.U. donde los sindicatos actúan para proteger la corporación y la violencia policial y no a la ciudanía. O el ejemplo de Brasil, cuya policía sindicalizada se encuentra entre las más violentas de la región, a la par de presentar las tasas más altas de homicidio por habitante y la cifra más alta de homicidios de la región desde el 2000 en adelante
6.

Por otra parte a ello habrá de agregarse que en nuestro país quienes impulsan la sindicalización desde adentro de las mismas fuerzas de seguridad resultan ser aquellos vinculados a bajas y exoneraciones producto de sus vinculaciones con la corrupción, el narcotráfico y el gatillo fácil, que pretenden utilizar la organización para mantener privilegios e impunidad.


La propuesta no resulta seductora


La “elección directa de los comisarios” no parece ser una solución si tenemos en cuenta que la votación directa es una forma de elegir y no una propuesta política en si misma. Además habrá de tenerse en cuenta que, “por lo general”, resultan electos aquellos que alcanzan mayor número de votos y no lo contrario.


Como nos dejaría la elección directa de los comisarios ante el 50,5% de votos del Oficialismo, o el 12% de votos del duhaldismo? Pero además quienes serían los candidatos de la “izquierda revolucionaria” y las fuerzas progresistas: ¿Altamira?, ¿Cristian Castillo?, ¿De Genaro?, ¿Pino?¿Podría seriamente alguno de nosotros, hoy, asumir el mando de las fuerzas de seguridad en forma directa?


Y les pido por favor que respondamos honestamente y no como algunos compañeros del FAR me han dicho: “que si el Che asumió como ministro de economía de Cuba sin saber nada del tema, cualquiera de nosotros podría asumir el mando de las fuerzas de seguridad”, ello porque nuestra situación política de hoy no se asemeja en nada a la Cuba revolucionaria de 1959, pero además porque, esencialmente, ninguno de nosotros se asemeja a “Che”.


La “disolución de las fuerzas de seguridad” no parece posible hoy en día, ni nunca lo ha sido en la historia de la humanidad.En todo proceso revolucionario las fuerzas de seguridad del sistema no han sido disueltas sino derrotadas militarmente y reemplazadas por nuevas fuerzas de seguridad. Y parecería ser, sin ánimo de resultar pesimista, que estamos lejos de esas posibilidades.


La otra opción política “no violenta” podría ser, como alguna vez dijo un candidato a presidente de una fuerza trostkista en discursos de campaña, ir hasta la comisaría y decirle a los policías que entreguen sus armas y se vayan a sus casas, para ser reemplazados por el pueblo organizado.


Sinceramente no me imagino esa escena, no ya el pueblo organizado, sino, donde la policía deje amablemente sus armas sobre el escritorio, la gorra en el perchero y se vaya a su casa en búsqueda de una nueva vida.


Por último la variable de que la seguridad quede en manos de las “asambleas populares” requiere, al menos, que tales asambleas tengan poder suficiente para disolver las fuerzas de seguridad, y capacidad para llevar adelante la lucha contra el delito organizado, esto es: narcotráfico, trata de personas, robo automotor, secuestros extorsivos, etc.


Y volviendo requerir la sinceridad de todos nosotros: ¿Quién se ve seriamente llevando adelante esa tarea el día de hoy?


Entonces ¿Que hacer?


En principio debemos luchar por la implementación de una política criminal democrática cuyo punto de partida y de llegada debe ser: la dignidad humana, en todo el sentido y extensión de la palabra para todos los actores involucrados en el conflicto, que se extiende incluso, a personas involucradas en su microentorno familiar, económico y social.


En función de ello debemos bregar porque la política criminal no sea exclusiva del Estado, ni siquiera de los funcionarios políticos, y mucho menos de sus fuerzas de seguridad, o de un sector de la sociedad, generalmente el económicamente dominante.


Es tarea de las fuerzas democráticas abrir canales a fin de que el ciudadano común pueda participar en la elaboración de la política criminal estando atento a la regulación que del conflicto social hace el sistema punitivo, y a la vez generar mecanismos de control popular y depuración de las fuerzas de seguridad.


No debe caber duda que esta política criminal no puede estar aislada de otras políticas de índole social, económica, cultural y educativa del Estado frente al conflicto social. Debemos asumir que la solución al problema del delito se encuentra estrechamente vinculada a la democratización de la sociedad y a la distribución equitativa de las riquezas, la privación relativa de la que nos hablan Lea y Young
7.

Por ello resulta evidente que no habrá disminución real de la tasa de delitos sino se atacan las causas de fondo que lo generan. Por ello “…Los investigadores de WOLA insisten en que, en lugar de emplear técnicas represivas, los gobiernos lograrían mucho más si atacaran el problema desde sus raíces sociales, que incluyen desintegración familiar, fracaso escolar y falta de programas para atraer a la niñez y la juventud a actividades sanas, como el deporte o el voluntariado…”
8.

Para la izquierda latinoamericana el delito ó la propuesta frente al delito se ha transformado en un nuevo desafió, sin dudas no se puede seguir negando su existencia o subestimando el problema, pero tampoco se puede responder desde las posturas tradicionales que hacen del que delinque un supuesto “rebelde” que lucha contra el sistema basados en la errada creencia de que los delitos contra la propiedad están orientados contra la burguesía
9 o con fraseología seudorevolucionaria vacía de posibilidades de implementación real.

Basta recorrer las barriadas pobres del conurbano bonaerense para darse cuenta que “el delito de la clase trabajadora es realmente un problema para la clase trabajadora”
10.

Existe la necesidad de formular propuestas eficaces para disminuir el impacto social de la delincuencia formuladas desde una posición de clase, “…ver al delito como uno de los problemas a tratar en primer término…” y tener “…un política sobre el delito, una política que reconozca tanto que las raíces del delito se encuentran en las contradicciones del sistema capitalista como que es necesario enfrentarlo sin recurrir al estado autoritario de los conservadores”, a la par que se requiere una política real para controlar, limitar y modificar el accionar y la composición de las fuerzas de seguridad y del sistema represivo en su totalidad.

Ese es el desafió, en teoría no parece tan difícil, en la practica seguramente nos obligara a enfrentarnos a nuestros propios fantasmas de “izquierda”.

Queda claro que la cuestión no nos permite seguir esperando, en algún momento debemos asumir la responsabilidad ó correr el riesgo de que sean los propios sectores populares los que reclamen la “mano dura” que hoy enarbola la derecha, mientras celebran la llegada de las fuerzas de seguridad a las barriadas populares.


*Claudio Pandolfi es abogado y Secretario de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Lomas de Zamora, Candidato magister de Derechos Humanos de la UNLA.


Notas


1.Ver autores como Garland, Pavarini, Melossi, Wacquant, Zaffaroni, etc

“los doce estados norteamericanos que no aplican la pena de muerte tienen igual o menor cantidad de homicidios que los estados donde sí se la utiliza, según estadísticas gubernamentales. Esto indica que la amenaza de ser condenado a muerte no disuade a los delincuentes…”

2.“…diez de los doce estados en los que no se aplica la pena capital tienen tasas de homicidio más bajas que el promedio nacional. Y por otro lado, la mitad de los estados en los que la pena de muerte sí está en vigencia tiene un índice de homicidios por encima del promedio nacional…” Raymond Bonner y Ford Fessenden, del New York Times.


3.En un artículo publicado en el Diario Prensa Libre de Guatemala el día 16 de abril de 2007, su autora Dina Fernandez expone algunos datos precisos para tener en cuenta: “…El ex presidente Ricardo Maduro ganó las elecciones en Honduras prometiendo “mano dura” contra las maras o pandillas que sembraban el terror en Tegucigalpa y San Pedro Sula...”, “…El presidente Elías Antonio Saca, de El Salvador, quiso superar a su vecino, y llegó al poder bajo el lema de “super mano dura”.


4.“…El Salvador tiene uno de los índices mayores de criminalidad de la región. Aplicó en los últimos años la mano dura, y después, como no funcionó, la “super mano dura”. No hay cambios mayores. Tiene 12 homicidios y 500 asaltos a mano armada por día…”Bernardo Kliksberg, asesor del PNUD para América Latina, publicado en el Diario Clarín el día 22 de noviembre de 2006


5.Reclamando el aumento de las penas para diversos delitos, el aumento del horario de la jornada de trabajo de los empleados judiciales, entre otros reclamos establecidos en el famoso petitorio impulsado por el falso ingeniero.

6.39380 homicidios dolosos en 2009 frente a 2303 en Argentina, 1130 en Bolivia, 15817 en Colombia según el informe 2011 del Observatorio de Seguridad Ciudadana de la OEA.

7.Lea-Young. “¿Qué hacer con la ley y el orden?. Editores del puerto. Buenos Aires, Argentina. 2001

8. Estudio publicado por la Oficina de Washington para América Latina -WOLA, por sus siglas en inglés- en 2007


9. No se registran casos en que los denominados “pibes chorros” (sectores marginales salidos de las clases populares) hayan atacado la propiedad de la gran burguesía, o de las grandes transnacionales, o de los bancos, sino que por el contrario han víctimizado a sus propios vecinos de barriadas pobres, por lo general trabajadores que habían acabado de percibir sus salarios, jubilados que salían del banco habiendo cobrado una miserable jubilación o remiseros que hacían un viaje por unos pocos pesos.


10.Lea- Young. Obra citada

miércoles, 31 de agosto de 2011

A raíz de Chile. Actuación policial en manifestaciones.




Lupus, amigo. No estoy muy inspirado esta mañana pero me pareció importante introducirnos en un tema súper interesante en los que nuestro país está liderando el cambio. Tenemos una experiencia trágica en la materia y hemos desarrollado a través de los años políticas públicas muy interesantes en lo que tiene que ver con la actuación policial en grandes manifestaciones.

Me viene dando vueltas hace rato y desde que pasó esto, mucho más.

Voy a tratar de profundizar en el tema más adelante, pero mientras tanto se puede leer esta nota y estos dos artículos. No es un tema terminado, aún queda mucho por hacer, sobre todo con las fuerzas provinciales. Pero ese es otro tema.

viernes, 26 de agosto de 2011

PASO de todo




Lupus, hoy me levanté contrariado. Esquizofrénico. Bipolar, ponele.

Resulta que me contagié el virus de los comunicadores del establishment y me contradigo constantemente en mis análisis post electorales. Y ahora me animo a decirte que sí, que PASO de todo.

@ezeasco me puso en duda. Eso no se hace. Las siguientes palabras ordenadas todas juntas se tornan escalofriantes: Pcia. de Bs. As. Uffff… miedo, no?!

Si ayer te decía que la seguridad democrática había ganado en todo el país con el 60% y el pueblo había elegido un modelo de seguridad inclusivo y no represivo, basado en la prevención, la democracia y la responsabilidad política por encima de los negocios policiales qué puedo decirte del resultado en … ¡Rocío Guirao Díaz! Pcia. de Bs. As.! 80% Lupus, 80. Un afano (nunca mejor dicho).

Porque si bien estoy bipolar no pierdo la honestidad. Scioli, De Narváez y Amadeo se parecen mucho más en sus propuestas y gestión de seguridad que Stolbizer, Sabatella, Binner y Cristina, ponele.

¿Entonces? ¿Qué hago? ¿Me tomo un Rivotril? No.

Creo firmemente en que algún día y no dentro de mucho podamos ganar la batalla cultural en “La Provincia”. Es difícil. Es duro. No imposible. Jamás creímos que llegarían tantos momentos dulces como los que nos trajo el kirchnerismo, podría enumerar, pero el tema de la seguridad y la reforma de las instituciones policiales era uno de ellos. Y ahora lo estamos viviendo Lupus. Porque no pensar en que podamos, algún día, ir por la reforma de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Me la anoto. A cada chancho, le llega su San Martín.

jueves, 25 de agosto de 2011

PASO Nada



Y si uno de los grandes temas del país es la seguridad, seguramente algo se habrá dirimido en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias de hace unos días, no?. Y si todos hacen análisis electorales porque yo no, eh?! Eh?! Pssssss!


Bien. Para empezar no creo, querido Lupus, que se haya plebiscitado la gestión del gobierno nacional en esta materia pero sí me parece de que: o bien la situación a dejado de ser tan alarmante; o de que la ciudadanía no le da la importancia que sí le otorgan los comunicadores y la oposición; o de que no se entendió cuál es la contrapropuesta opositora o todas las anteriores a la vez.

Voy a ser honesto. La experiencia en materia de seguridad del gobierno nacional es más bien súper nueva, digamos que desde fines de 2010. Anterior a la fecha era poco lo que se hacia o se quería hacer o dejaban hacer. Muy pocos eran los convencidos de la necesidad de cambios y aún ocupando lugares importantes en la gestión, muy por arriba no estaban muy dispuestos a realizar lo que correspondía. Y esto era, estimado amigo, lo que se está haciendo ahorita y ha sido una pena perder tanto tiempo. Pero dejemos los trapitos sucios lavarse en casa, después de octubre ojala que algunos ya hayan dado todo de sí para este gobierno y pasen a ocupar funciones menos ejecutivas y un poco más legislativas. Ops, estoy desacatao!

Como sea. El objetivo de este texto era ver que había pasado entre las PASO y la seguridad. Y mi respuesta es NADA. PASO NADA.

La propuesta de mano dura más creíble era y es la de Eduardo Duhalde. Poca aceptación popular parece, ponele 13%. Si es tan urgente el tema y la gente sale a pedir más virulencia del aparato represivo del Estado no se ha visto proporcionalmente representada en las urnas esa necesidad tan imperiosa mostrada a cotidiano en la TV.

Alfonsín desdibujó una propuesta que era bien interesante, lo dijimos acá, en su alianza con De Narváez. Básicamente desdibujó todo su anclaje político y se plegó a la plataforma del Colo. Error tras error, el pobre Ricardito no da pie con bola, tampoco en este tema. #Fail

A Binner no le conozco la plataforma viteh, pero puedo decir lo que viene haciendo en Santa Fe y se me antoja que es muchísimo más parecido a lo que encara el gobierno nacional. A ver, es la misma línea. Tenemos mucho más en común con Santa Fe que con cualquier otra provincia “amiga” del modelo. Se me ocurre que también aplica para otras áreas de gobierno además de la seguridad. Cuando salga el blog “El condón nac&pop” les preguntamos sobre el trabajo conjunto en materia de salud sexual que supongo debe ser más parecido que el que existe con Salta.

Por tanto, estoy bastante contento Lupus. Si hablamos de seguridad y PASO parece que somos más del 60%. Digo, si a todos se les ocurre hacer análisis electoral sobre cualquier motivación yo no me quedo atrás y tiro:

En estás elecciones primarias, el pueblo se decidió por la seguridad democrática.
Mano dura, vaffanculo!

Con afecto,

Rulo

domingo, 7 de agosto de 2011

La sensación de inseguridad: Ayacucho


La sensación de inseguridad es un problema social. Los medios que inventan noticias es otro problema social, más grave quizás. Los dos van de la mano y pasean por las plazas de los pueblos: la sensación y la mentira. La vida de muchos argentinos es condicionada por hechos falsos. No es nuevo el panorama, lo que ocurre es que está muy extendido. Cuando los especialistas advertían sobre el problema de repetir mil veces la misma noticia policial o cuando se expresó miles de veces en la necesidad de una nueva ley de medios era para evitar esto, pero llegamos tarde. Ahora es tiempo de recuperarnos aunque la fuerza sea más pequeña. En Ayacucho a pesar de las pericias, de la causa, de lo que decían las autoridades, la gente seguía pensando que había sido un robo y un asesinato y casi incendian la ciudad. Lo dijeron en la tele, y ya está. Había varias hipótesis, se habló de que era la consecuencia de los negocios de la soja, se les hechó la culpa a los migrantes del primer cordón del conurbano. La mujer acaba de confensar que inventó todo. Ya al primer día se olía el humo cansado de las situaciones forzadas, de las reacciones sin explicaciones. No importa lo que realmente suceda, importa lo que se siente, no importa si pasó o no pasó de tal manera. Es el cuento del lobo. No pasó nada en Ayacucho, pero igual son todos unos hijos de puta. Eso es todo, amigos. Siempre está el enano escondido con ganas de putear y romper algo y, ya que estamos, pedir que maten a los negros, a los pobres y a todos los políticos mentirosos.
Nosotros decimos que esta es parte de la sociedad que construyeron los medios hegemónicos con la complicidad de políticos complices. Esos que arruinaron al país, esos que querían meterle bala a los delincuentes pero con sus adminstraciones la tasa de delito subió sustancialmente. Esos políticos que se cagaban todos los días en las camisas del pueblo. Algo cambió, pero para muchos los políticos siguen siendo todos mentirosos y corruptos, porque justamente lo dicen los medios. Entre la tele y el intendente, es más verosímil la tele. Ese razonamiento hizo esta pobre mujer, quizás inconcientemente. Por eso es tan importante la batalla cultural y la pluralidad de voces.

Macri es el ejemplo de esta característica de la sociedad. No hace nada. O mejor dicho, lo que hace es comunicar. Inventa un relato. En ese ralato, en general, no pasa nada malo. Y dice que no es político, entonces no le cae esa mirada tradicional. El es diferente. El hubiera declarado barbaridades si el hecho hubiera sido en la Ciudad. Habría querido aplicar la ley. Pero todavía no hay ley que castigue a los mentirosos.

jueves, 4 de agosto de 2011

¡Fusilados!

Te encanará un robocop sin ley 
un crono-rock japolicía hecho en Detroit


Así estamos. 10 años sin poder verlos juntos. Así nos sentimos. Fusilados por la Cruz Roja.
Un triste Criminal Mambo!

lunes, 1 de agosto de 2011

Se nos estaban cayendo los pantalones...

Buenos días – buenas tardes Lupus. Tanto tiempo. Abducidos por la gestión podría titularse este post, pero no, no estamos hablando de nosotros, tampoco del padecimiento macrista de este domingo frío de fines de julio. Hablaremos del Operativo Cinturón Sur.



Nos debíamos conversar sobre esto hace ya algunos días, porque siempre nuestra idea es tratar de adelantar lo que uno piensa independientemente de los resultados que se obtengan después. Digo, a priori, qué nos parece la implementación del Operativo Cinturón Sur por más que los resultados luego nos digan que salió muy bien o mal o regular. Este es un buen ejercicio de honestidad intelectual, no se trata de periodismo de anticipación o de jugar al acierto probabilístico o al progresismo inconformista.

Entonces, a pesar de que hayan pasado algunos días desde su implementación quiero contarte que me parece, muy sucintamente, la puesta en marcha del nuevo esquema en la zona sur de la ciudad.

Antes que nada sepamos que estamos hablando del área más pobre, con menos infraestructura, servicios y bastante desprotegida u olvidada de la gestión de las políticas públicas de la ciudad, y que cuenta con la sospecha más bien probada, de ser lugar de operaciones de algunas bandas de narcotráfico.

Este es el escenario. Se le suma la incuestionable complicidad policial en casi todas las estructuras de delito presentes en la zona y además, la pavorosa regulación social como únicos agentes del Estado presente. Esto último no es responsabilidad PFA, durante años los gobiernos de la ciudad han ido abandonando la zona sur y nos encontramos entonces bajo la tutela casi exclusiva de los policías. Gatillo fácil, Indoamericano, el negocio de los barras en la cancha de Boca, San Lorenzo y muchos casos más.

Es pertinente aclarar que el pedido de cambios en materia de seguridad en esta zona provenía casi exclusivamente de los propios vecinos, porque la opinión pública por lo general mira desde y hacia Catedral al norte y los padecimientos de los olvidados de siempre permanecían archivados.

Entonces qué hacer. Cómo hacer. Por dónde empezar. Y este blog habla sobre seguridad no sobre otras políticas, pero imaginamos que lo primero es mayor presencia del Estado tanto en vivienda, trabajo y seguridad social como en espacio público: luminarias, espacios verdes, transporte público, etc.

¿Y en seguridad qué? Hemos leído y escuchado en boca de muchos que se militarizó la zona, que las armas largas, que los van a matar a todos, transfieran la policía a la ciudad, vulneran la autonomía de la ciudad, etc, etc. Un clásico, el ladriprogresismo nunca está de acuerdo con nada pero tampoco propone nada. Nunca un análisis de cómo se solucionan las cosas.

Me parece que modestamente el plan viene a contribuir con algunos aspectos muy básicos como para arrancar. No solucionan nada de base, porque ya dijimos desde un comienzo que la solución a los problemas de la seguridad no es sólo con las fuerzas de policía, sino con políticas activas del Estado.

Entonces que viene a hacer el Operativo:

A.      Desenmarañar la estructura de complicidad, impunidad y libertad entre la PFA y las bandas organizadas de narcotráfico y desarmaderos de autos.
B.      Sacarle poder territorial a la PFA y dar una muestra hacia el interior de la fuerza de que las decisiones ahora son políticas institucionales y que la regulación del territorio no les pertenece más.
C.      Mayor prevención. La primera impresión es de fuerza. Sí, armas largas, estructuras militarizadas. Existe en el inconsciente colectivo que las bandas narcos que operan en algunas villas de la ciudad tienen gran poder de fuego. Una fuerza de seguridad que comienza a operar en la zona con esta presencia logra el efecto psicológico de que los vecinos se sientan más protegidos y confiados en que una fuerza puede dar respuesta proporcional a la amenaza. Para que entendamos, quienes viven en la zona no le tienen miedo a la Gendarmería o a la Prefectura, le tienen más miedo a las bandas que operan. Obvio que tampoco me gusta. Que preferiría jipis en lugar de policías y un lindo festival de liberación espiritual, pero todavía estamos un tanto lejos. Y si alguna de estas nuevas fuerzas desplegadas se pasa de la línea tengo mucha más confianza en la conducción política de la seguridad nacional en estos momentos que en toda mi vida. Sí, ok, no era muy bueno lo que supimos conseguir, pero en Garré I trust.
D.      Oxigenar la zona con fuerzas de seguridad que tienen mayor credibilidad entre los vecinos. Restablecer lazos de confianza para la investigación y esclarecimiento de hechos delictivos.
E.       Control de la zona. Recién en estos días una fuerza de seguridad puede llegar a atravesar la 1-11-14, después de muchos años sin poder hacerlo. Esto permite que a partir del primero momento comiencen a funcionar las mesas interministeriales de trabajo. La pata que faltaba, otras agencias del Estado trabajando en pos de solucionar los problemas reales de la zona: trabajo, salud y vivienda.
F.       Reducir rápidamente la operación de las bandas de delito organizado. Con esto se terminan las zonas dominadas por estas bandas en las adyacencias y al interior de los barrios, se termina la coacción a través del miedo, la utilización de jóvenes como soldados o mano de obra barata para la venta de droga o robo de automotores.

Me parece más que importante para arrancar. En seis meses vemos. Me parece que luego de esto es importante comenzar a trabajar con la puesta en valor de toda el área sur de la ciudad. Pasa que Macri… domingo!

Mejorar los espacios verdes, las luminarias, el transporte público, el acceso a la vivienda, la urbanización de las villas, el acceso a hospitales públicos y centros de salud, etc.

La inclusión social no se logra de un día para el otro, hay que generar las condiciones necesarias para que el abordaje sea coordinado y simultáneo. Un nuevo esquema operativo de seguridad sin la presencia de otras áreas del estado hubiese sido la nada misma, sólo hubiese podido generar alguna solución momentánea pero en seguida se volverían a producir los desajustes propios de la inequidad.

El trabajo único de los cuerpos sociales sin la garantía de seguridad también hubiese sido estéril porque no se hubiese atacado el poder real dentro del territorio ni se hubiese podido dar las garantías necesarias para que todas las agencias trabajasen en mejor clima. Prueba de esto último son los muchos casos de trabajadores sociales, psicólogos e incluso agencias estatales que tuvieron que desestimar su labor por ser ellos también víctimas del estado de violencia general que se viven en los barrios del sur de la ciudad. Y si además había complicidad policial, no hay mucho más para agregar.

En síntesis. Me parece bien la idea. Muy bien. Lo digo a priori sin ver todavía los resultados. Que se haya ido la PFA de la zona es un cambio súper significativo y el que crea que se los reemplazaba por policías desarmados o una banda de jipis es bastante inocente.

lunes, 13 de junio de 2011

El Estado y la sociedad civil frente al problema del delito

El Estado y la sociedad civil frente al problema del delito: Participación Comunitaria y Comunicación Política.



El Proyecto Ubacyt 083, "Comunicación pública y legitimación del control social. Estudios sobre delitos, infracciones, justicias y legislación", radicado en el Instituto Gino Germani de esta Facultad y el Centro Cultural de la Cooperación invitan al panel sobre "El Estado y la sociedad civil frente al problema del delito: Participación Comunitaria y Comunicación Política. Debates en el marco del Acuerdo por una Seguridad Democrática."

El mismo se llevará a cabo el lunes 13 de junio, 19:00hs, Aula 1, planta baja de la sede de Santiago del Estero 1029.

Panelistas invitados: 

- Dra. Ileana Arduino, Secretaria de Políticas de Prevención y Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Seguridad de la Nación 

- Dr. Mariano Ciafardini, Director del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia y Director Nacional de Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Nación

- Lic. Marcela Perelman, investigadora del CELS y docente en la cátedra de Sociología Urbana y la Dra. Stella Martini, Titular de las cátedras de Teorías y Prácticas de la Comunicación II y de Teorías sobre el Periodismo y directora del Proyecto de Investigación convocante.

martes, 7 de junio de 2011

Mauricio en la Ciudad


Bueno Lupus, esto es muy divertido. Lo realmente triste es que estos impresentables gobiernen la ciudad y tengan chances reales de ir por más.

Acá abajo te copio una selección de preguntas y respuestas realmente desopilantes.

Hay que ganar la Ciudad. Ahora más que nunca.


- 2 de cada 3 pesos del presupuesto de la Ciudad está destinado a las áreas sociales.

¿Qué se hace con la gente que duerme en la calle?
El Gobierno de la Ciudad brinda constante contención, ayuda, alimento y alojamiento a todos los que están en situación de calle. Estamos todo el tiempo en las calles para llevar atención a las personas que más la necesitan. Desde que asumimos duplicamos el personal que atiende a las personas en situación de calle y aumentamos la cantidad de vacantes en hogares y paradores. Además, en invierno realizamos el “Operativo Frío” para llevar abrigo y comida caliente a quienes no quieren ir a los paradores. Si de todas maneras aun se ven personas viviendo en las calles es porque muchos de ellos, por sus propias experiencias, se resisten a recibir cuidados y asistir a los paradores.

¿Qué hace el gobierno por los pobres?
Durante estos años construimos en la ciudad la red de contención social más importante de su historia, aun mayor que la generada para responder a la crisis de 2001. También continuamos y profundizamos programas como Ciudadanía Porteña y transparentamos la asignación de planes sociales.
 
¿Se resolvió el conflicto gremial? ¿Cómo?
Después de meses de conflicto, pudimos resolver los problemas de desacuerdos con algunos sectores gremiales, que tanto daño hacían al funcionamiento del teatro.
 
 ¿Es cierto que han aumentado los subsidios a las escuelas privadas? ¿Por qué?
Históricamente la ciudad ha subsidiado algunas escuelas privadas. Esto pasa porque la matricula de alumnos en Buenos Aires se divide por mitades iguales entre los que asisten a escuelas públicas y privadas.
Lo importante es que el Estado pueda aportar a la mejora de la educación, principalmente pública, pero también de gestión privada. Muchos chicos pueden acceder al derecho básico de la educación gracias a las becas del sistema privado.

 ¿Por qué se victimiza permanentemente y le echan la culpa al Gobierno Nacional de su falta de gestión?
Nunca nos victimizamos, siempre seguimos adelante con entusiasmo y elaboramos planes alternativos, pero también contamos las cosas como son. La gente sabe muy bien que el Gobierno Nacional nos ha puesto constantemente palos en la rueda. Esto es inédito, no se ve en ningún lugar del mundo. Es increíble que la Presidenta no atienda los llamados del Jefe de Gobierno de la principal ciudad del país, preocupado por resolver las principales preocupaciones de la gente. Así y todo, siempre miramos para adelante y resolvimos los problemas por nuestros propios medios.

 “El PRO es un partido de derecha”
Seguir catalogando las propuestas políticas como pertenecientes a la derecha o a la izquierda es aplicar al presente categorías del pasado, que en vez de explicar confunden. Hay distintos modos de ver la política: algunos son antiguos y otros son modernos. Según la perspectiva antigua la política es lucha e ideología, según la perspectiva moderna la política es gestión y servicio al ciudadano. El PRO sostiene
esta última concepción, y busca favorecer el desarrollo nacional a través de la búsqueda de consensos y de unidad.
Al votante no le preocupan las clasificaciones entre derecha e izquierda, quiere gobernantes honestos que trabajen seriamente en la solución de los problemas y en la generación de condiciones para el crecimiento de todos.

¿Cuál es la postura de PRO respecto de la dictadura?
Siempre hemos defendido el valor de la democracia y estamos completamente en contra de cualquier régimen autoritario o hegemónico.

¿Está de acuerdo con las declaraciones de Mauricio Macri sobre los inmigrantes?
Mauricio Macri es hijo de inmigrantes y no está en contra de la inmigración. Lo que sostuvo es que la inmigración tiene que ser ordenada y en el marco de las posibilidades reales. Todos los países del mundo tienen política inmigratoria, y pareciera que en Argentina nos da lo mismo que la inmigración sea legal o ilegal.

Mauricio ha dicho que con un gobierno K enfrente no se puede hacer nada, ¿entonces por qué se presenta en la ciudad de nuevo?
Lo que Mauricio dijo es que es más difícil gobernar la Ciudad si desde el Gobierno Nacional no se coopera y se ponen trabas todo el tiempo. Pero si aún con estas trabas hemos podido hacer tanto por los vecinos, mucho más vamos a poder en una próxima gestión, donde ya adquirimos experiencia y sabemos como hacer las cosas.

Una guía PRO


Lupus, mirá esto. No salgo de mi estupor. Preguntas y respuestas es una guía que elaboró el PRO para sus… ¿Militantes? ¿Adherentes? ¿Personal tercerizado? Bueh, no sé. Es escandaloso, patético, paupérrimo y no se me ocurre cuantas cosas más.

Acá copio sólo lo que tiene que ver con seguridad. En otro post van algunos escogidos. 

- La seguridad de la Ciudad de Buenos Aires es responsabilidad del Gobierno Nacional.
 
- Si no quieren hacerse cargo de la seguridad de la Ciudad, que nos traspasen la Policía Federal con sus recursos y nos hacemos cargo nosotros.

- Mientras no nos traspasen la Policía Federal con sus recursos nosotros seguimos formando, de a poco, la Policía Metropolitana. Es un camino más lento, pero es la primera vez que los vecinos de la ciudad tenemos nuestra propia policía.

- La Metropolitana es una policía moderna, formada, con principios democráticos y cercana a la necesidad de los vecinos.


Seguridad
Preguntas y respuestas

¿Para qué se creó la Policía Metropolitana?
La Policía Metropolitana se creó porque la Ciudad tenía que tener su fuerza de seguridad propia.


¿Qué hace la Policía Metropolitana?La Policía Metropolitana cumple el mismo rol que cualquier policía, previene los delitos y actúa en caso de presenciarlos. Tiene atribuciones para actuar y se destaca por ser un cuerpo de seguridad de cercanía, con mucho contacto con los vecinos.


¿Por qué la Policía Metropolitana no puede hacerse cargo de la seguridad en la Ciudad de Buenos Aires?
Porque la seguridad de los vecinos de la ciudad sigue dependiendo del Gobierno Nacional porque ellos no quisieron traspasarla. La creación de la Policía Metropolitana es un primer paso dado por el Gobierno de la Ciudad para poder hacer frente al problema de la inseguridad, pero crear de cero una fuerza de seguridad lleva tiempo de formación.



¿Dónde esta la Policía Metropolitana hoy?
Empezamos a cuidar a los vecinos de las comunas 12 y 15. Son casi 500.000 porteños que están más seguros. Pronto funcionará también en la comuna 4, y a n de año en la comuna 8. El plan es extender su acción en dos comunas por año.



¿Cuándo va a estar en toda la Ciudad?
La próxima comuna a la que llegará la Policía Metropolitana es la 4, que abarca los barrios de La Boca, Barracas, Pompeya y Parque de los Patricios, y a n de año en la comuna 8. Luego se sumarán dos comunas por año. Una policía seria que empieza su trabajo desde cero requiere un tiempo de preparación lógico e inevitable.



¿La Policía Metropolitana puede actuar en los cortes de calles?
La Policía Metropolitana no puede hacerse cargo, porque no cuenta con un cuerpo de orden público por la cantidad de efectivos y equipamiento que tiene la Policía Metropolitana.



¿Cómo se coordina con la Federal? ¿Se superponen funciones?
Hoy conviven en las calles de la Ciudad y se complementan perfectamente. El trabajo en conjunto con la Federal es un camino de transición necesario hasta que la Policía Metropolitana esté en condiciones de hacerse cargo de la seguridad en toda la ciudad.



¿Quiénes son los policías de la Metropolitana?
Los policías de la Metropolitana son profesionales capacitados en el Instituto Superior de Seguridad Pública, creado junto con la Policía Metropolitana. Allí se capacita a los nuevos aspirantes y se instruye a los efectivos provenientes de otras fuerzas, con programas pedagógicos, formación en valores, derechos humanos y equipamiento de primer nivel.



Además de la Policía Metropolitana, ¿Qué están haciendo para combatir la inseguridad?
Pusimos en marcha un Plan Integral de Seguridad que cuenta con 4 ejes:

• la prevención a través de las políticas sociales,
• el fortalecimiento de la justicia,
• el control del espacio público con un nuevo sistema que cuenta con numerosas cámaras de seguridad y el Centro Único de Monitoreo.


“La Policía Metropolitana no hace nada, está para la foto”. ¿Cuáles son sus funciones?
En las comunas donde está presente sus funciones son prevenir y actuar ante el delito. Además está en algunos puntos críticos de la Ciudad y complementa el trabajo de prevención de las cámaras de seguridad.



¿No habría que replantearse las funciones de la Policía Metropolitana para que pueda resolver las cuestiones más importantes de inseguridad?
El perfil que se buscó para la Policía Metropolitana es propio del modelo policial conocido como de “Policía de proximidad” o “Policía comunitaria”. Su primera función es la de ser una policía cercana al vecino, con mucha presencia en la calle, recuperando el vinculo de confianza que solían tener los vecinos con el policía del barrio.



¿Por qué la Policía Metropolitana va a ser distinta de la Policía Federal si está formada por los mismos efectivos?
Una parte proveniente de otras fuerzas de seguridad y otra parte son cadetes nuevos. Hay una selección y capacitación especializada. Los efectivos provenientes de otras fuerzas fueron nuevamente capacitados con las necesidades, valores y los criterios de esta nueva policía de la ciudad. Una fuerza nueva no se puede formar sin la experiencia de gente que haya desempeñado funciones parecidas en otras fuerzas.



¿Por qué se lo sostuvo a Palacios cuando todo el mundo dijo que iba a ser un problema? ¿Sabía que Palacios se encontraba investigado en la causa por encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA?
Ya se reconoció que fue un error político subestimar la conflictividad que traía Palacios. La Policía Metropolitana ya lleva un año y medio de trabajo y el estuvo menos de un mes al frente.



Desde el Gobierno de la Ciudad se dijo que se subestimó el nivel de conflicto que Palacios tenía con la sociedad. ¿Reconocen entonces que fue un error sostenerlo?
Fue un error subestimar la con conflictividad que traía con él.



¿Si el Gobierno Nacional le pasara la Federal, que haría con la Metropolitana?
Los agentes y los recursos de la Policía Federal deberían pasar a la Policía Metropolitana, que es la policía de la ciudad.



“El proyecto que Macri presentó en el Congreso no hablaba de la necesidad de recursos”
La Constitución Nacional establece que el traspaso de cualquier función a una provincia debe darse junto con los recursos propios de esta.