En esto estamos...

Parar la pelota. Pensar. Otear el horizonte. Levantar la cabeza en la mitad de la cancha y dejar de correr por los laterales mirando al suelo. Hay formas de trabajar la seguridad. Pero lleva tiempo. Planes. No hay respuestas en la urgencia. Este no es un blog urgente. Hay que abrir los ojos. Mirar al otro. Sentirlo. Traerlo. Acá vamos a tratar de reflexionar, de jugar corto para llegar lejos. Vamos a discutir la inseguridad y analizar las políticas de seguridad. Hoy, en general, no hay verdades ni mentiras: hay apuro hueco y complicidades. No nos bancamos el discurso dominante sobre la inseguridad y somos críticos de las cortas respuestas progresistas. Vamos por más. Vamos al hueso. A donde duele. A veces duele sentir y muchas otras, pensar. Somos Criminal Mambo. Un blog sobre seguridad ciudadana del campo nacional y popular.

jueves, 7 de octubre de 2010

El Plan

Estimado Lupus, aquí donde nos encontramos escuchamos y leemos a diario, como un taladro perforando nuestras mentes, la urgentísima necesidad de instrumentar un Plan de Seguridad. Nadie sabe a ciencia cierta en que consistiría un plan que ataque el delito y baje la tasa de homicidios. O, en realidad, quienes comienzan a esbozar los atisbos de un plan lo que están haciendo, en realidad, es proponer una serie de medidas estructurales que tienen que ver con el delito pero también con muchas otras cosas como la reforma necesaria en las fuerzas de seguridad, en la justicia y en tantos otros ámbitos. Por tanto no sólo de seguridad se trata el Plan, verdad?


A veces se nombra a la Tolerancia Cero como alternativa válida para combatir el delito. Pero ninguna experiencia es traspolable y nosotros nos permitimos dudar de que lo aplicado en Nueva York este de la mano con las garantías constitucionales que precisa para vivir cualquier sociedad democrática.


Bajar la tasa de homicidios no se hace de un día para el otro. Ni siquiera de un año para otro. No todos los homicidios son iguales. No todos los delitos son cometidos por los mismos sujetos, de los mismos estratos sociales, en las mismas características y zonas geográficas. Entonces, cómo se elabora un plan para atacar el delito.


Nosotros no creemos en un plan general. Creemos en medidas estructurales, vinculadas primero a garantizar los derechos constitucionales y después a mejorar la calidad de vida de las personas y de las instituciones de la república. Después es preciso y necesario elaborar políticas sectoriales enfocadas en atacar el delito de manera sistemática y particular.


El gobierno nacional tampoco cree mucho en los planes o no tiene planes específicos. Cree firmemente en que el país primero debe reordenarse, acomodarse y comenzar a crecer a partir de ciertas premisas fundamentales: Educación, empleo, inclusión social, Estado fuerte, economía sólida, justicia independiente y comprometida y empresarios responsables. Puede haber mucho más para describir en lo que piensa el gobierno pero claramente no se trata de planes o de eso se trata todo el plan, who know?. Nos están debiendo el papper. En síntesis, se trata de mejorar la calidad de vida de los argentinos y las argentinas.


Pongo por caso la AUH. No hay ejércitos de equipos interdisciplinarios trabajando en zonas carenciadas o barriadas pobres. La primer idea del gobierno es que las familias tengan con que comer y que los niños vuelvan a las escuelas. Que los trabajadores mejoren sus salarios y que los desocupados puedan insertarse en alguno de los planes cooperativos o que, paulatinamente, se vayan incorporando al sector formal de la economía.


Después de tanto desastre, el país todavía necesita de estas primeras cosas. Poner las cada cosa en su lugar y de ahí comenzar a trabajar en lo específico. De todas maneras es posible que en este marco se den algunos planes específicos como la reforma de las fuerzas de seguridad. A no esquivar el bulto compañeros y compañeras.


Y cómo enfrentamos el delito y los homicidios. De la misma manera. Primero cada cosa en su lugar. Luego identificar los tipos de delito, las zonas en las que se producen, quienes son los responsables, etc.
Solo así podremos elaborar planes específicos. Planes que tengan sentido, que sean conducentes y contribuyan a bajar las tasas de homicidios y delitos en particular.


Por ejemplo, si se detecta una cantidad de feminicidios es preciso trabajar en políticas de género. Si es delitos contra la propiedad identificar las zonas y procurar mejorar el inmobiliario urbano y hasta incluso la presencia policial.


Pero para llegar a todo esto y trabajar de verdad en bajar los índíces de “inseguridad” nos parece que primero la cosa debe ir por acá solo como disparadores para pensar:

- Profundizar las políticas implementadas a partir de la AUH.
- Emprender una seria reforma en las fuerzas de seguridad.
- Acelerar los procesos judiciales y oralizar la mayor cantidad de actos procesales posibles.
- Mejorar las condiciones en las que se encuentran las personas privadas de su libertad para que cuando salgan de la cárcel puedan tener otras motivaciones que volver al delito.
- Garantizar la inclusión educativa.
- y seguimos en un próximo post…

PD: Una buena cosa que hace el gobierno y que sirve y suma va por acá.