En esto estamos...

Parar la pelota. Pensar. Otear el horizonte. Levantar la cabeza en la mitad de la cancha y dejar de correr por los laterales mirando al suelo. Hay formas de trabajar la seguridad. Pero lleva tiempo. Planes. No hay respuestas en la urgencia. Este no es un blog urgente. Hay que abrir los ojos. Mirar al otro. Sentirlo. Traerlo. Acá vamos a tratar de reflexionar, de jugar corto para llegar lejos. Vamos a discutir la inseguridad y analizar las políticas de seguridad. Hoy, en general, no hay verdades ni mentiras: hay apuro hueco y complicidades. No nos bancamos el discurso dominante sobre la inseguridad y somos críticos de las cortas respuestas progresistas. Vamos por más. Vamos al hueso. A donde duele. A veces duele sentir y muchas otras, pensar. Somos Criminal Mambo. Un blog sobre seguridad ciudadana del campo nacional y popular.

martes, 28 de septiembre de 2010

Vamos prendiendo la lamparita

Tenés razón Lupus. Me quedé enganchado con los accidentes de tránsito y estaba esperando una marcha al Congreso, no pudo ser. Por suerte están los padres de ECOS, me dejan más tranquilo.

Me gusta eso de iluminar. Usted sabe que ahora estoy medio peronista zen y todo eso de la luz me gusta, me agrada. Y es cierto que lo que andamos hurgando habita en la oscuridad. Para un próximo post debería explayarme más en esto de tratar de entender dónde estamos parados para poder observar, contemplar y vivir la realidad con algunas herramientas más que las que nos dan los medios constantemente. Medios, desinformadores, puro show.

Ahora sigo con lo que quería poner. Pero le agrego otros interrogantes. ¿Te pusiste a pensar quienes son los que ganan con la seguridad amenazada? Breve resumen sin orden de importancia: TV, empresas de seguros, de seguridad privada, policías corruptos, fábricas de armas, de blindado de autos… ¿Te pusiste a pensar quienes ganan con una política de seguridad democrática, basada en principios de inclusión social y respeto por las garantías constitucionales? … ¿Todos? Para pensar.

Ahora, lo que venía a hacer. Iluminemos un poco. Lo nuestro va por acá. Lo mio y lo de Lupus, claro. Este blog. Arrancamos. Falta más. Mucho más.